Un tablero de Pinterest para la asignatura.

Estimados aprendices.

Se ha creado un tablero de Pinterest para la asignatura en el que encontraréis sobre todo imágenes gráficas comentadas (y comentables) que acompañan a los contenidos que vamos tratando en clase. De momento no hay fotos, pero sí cuadros que representan los tres momentos históricos que llevamos analizados y los tres estilos pictóricos que los representan. El Barroco es el estilo del Antiguo Régimen, el Neoclasicismo camina de la mano de la Ilustración y el Romanticismo acompañó a las revoluciones liberales de comienzos del siglo XIX.  Podéis acceder y dejar vuestros comentarios (si os apetece) al pie de cada imagen. Cuenntan en el apartado de “Actitud” para la evaluación, pero sólo si estáis matriculados en 4º de ESO en el IES Emilio Muñoz. Si no estáis matriculados también podéis comentar, pero no puedo poneros nota.

Pulsa sobre la imagen para acceder al tablero.

Anuncios

¿Enseñar Historia?

Lo confieso. Estoy hecho un lío. Soy un caos de ideas inconexas y prácticas difusas. Pienso mucho en cómo enseñar Historia y en formas de mejorar mi práctica docente. Tanto, que al final no tengo tiempo de concretar la aplicación práctica de tanta idea (¿ocurrencia?).

Al final, casi sin planificarlo, cualquier apartado del temario se presta a ser tratado a modo de esperpento valleinclaniano (que no es marca de calzoncillos) de las realidades más actuales. ¿Es divagar? ¿Es enseñar? ¿Es aprender?

Lo último que quiero es un alumno o una alumna que obtenga un 10, o alcance un 5, por haber memorizado y reproducido, con mayor o menor fortuna, fragmentos, más o menos íntegros, de textos  escritos que les hemos suministrado como fuente de información; de elaboración y receta propia o, más cómodo, del socorrido libro de texto, hoy en fase de superación por el wikipedismo. Mal que le pese a la Selectividad.

Vamos. Sigo prefiriendo generar dudas razonables en unas pocas mentes abiertas y dejarme sorprender por preguntas que nunca me había planteado. Aunque sé que hay que dar una de cal y otra de arena para no quedarse solo (el de sin tilde de toda la vida).